miércoles, 30 de agosto de 2017

Esculturas: Homenaje a un Maestro


Luis Fernando Mejía Jaramillo. 
1946 - 2004.
 
 
Esta imagen es perfecta para recordarlo!
 
 
Esculturas
 Homenaje a uno de mis maestros fundamentales.





De la serie Mujeres, 1977, 1978.


Yo le conocí justo cuando estaba realizando este trabajo entre 1977 y 1978.

Luis era un maestro, un ser “ENTERO”, su talento rebasó todo lo que conocía y había visto hasta entonces. Le vi por vez primera en la clase de Figura Humana en la Facultad de Arquitectura y Diseño de Bolivariana en el año de 1978; desde ese instante y hasta su muerte fuimos amigos. Hubo una época donde cada semana contratábamos un modelo (hombre o mujer) para dibujarle… aquellas experiencias eran alucinantes. Mientras yo intentaba garabatear algo, éste maestro a mi lado, había realizado un dibujo extraordinario, anatómico y muy expresivo en pocos minutos. Hasta su inesperada muerte, Luis fue “mis otros ojos”. Cada proyecto que realizaba de algún modo necesitaba compartirlo con él y someterlo a su juicio.






De la serie Personajes

Este proyecto realizado entre los años 2011 y 2012 me animó a plantearme por primera vez la posibilidad de trabajar la figura humana más allá de mis dibujos de cuaderno de toda la vida, había utilizado la figura además, en pequeñas y medianas pinturas, pero nunca muy en serio en mi trabajo de escultura cerámica. Luis por el contrario realizó figuración la mayor parte de su vida y llegó al paisaje en sus últimos años.




Comencé a pensar mucho en él y de que forma se afianzaba un vacío en mi interior muy difícil de llenar... entonces comencé una serie en su nombre, pensando en él, a mi manera, esta es la primera pieza de la serie:



Estas cabezas son fruto de un diálogo con él; hubiese querido que compartiéramos este trabajo que tiene que ver con la manera como él intervenía las cabezas de sus seres imaginados, con jaulas, trapos, cajas... Luis amaba la figura, la sentía, era quizás repetitivo en el tema, pero nunca en su solución; era obsesivo, sentía los cuerpos, su gozo, su sufrimiento, pero sobre todo les hacía trascender, los incluía en su propio mundo.
 


De la serie Arrumes Fardos y Trasteos. 1995.

Luis no pintó retratos de seres conocidos, dibujó obcecadamente su propio mundo
representado en cada uno de esos seres que bien podían ser ángeles iluminados, quizás reflejo
de su propia vida interior o seres llenos de culpabilidad, como “retratando”
 esa realidad hostil del Medellín de los años 80s y 90s.





De la serie Culpables, 2002.
 

Entonces realicé una serie de 7 cabezas y un busto de mujer con manos, los cuales
me ocuparon varios meses, en este caso, con la ayuda de dos alumnas
extraordinarias e incondicionales, Maryori Ruiz y Eliana Moreno.




Aunque parezca extraño la técnica con la que armamos las cabezas fue el torno de alfarero... cada hombro era un cilindro, el cuerpo, el cuello, otro más, deformado y finalmente la cabeza una esfera que golpeando, pegando, ampliando, seccionando, iba construyendo la figura que luego en arrebatos de cortes y acanalados se golpeaba introduciendo arcillas de diversos colores sobre el cuerpo o la cabeza ya establecida.



Ninguna de las piezas tiene color de engobe o esmalte, todas las intervenciones son de distintas arcillas colombianas, en algunos casos tomé pocillos o asas de pocillo de la tradición Carmen en estado de cuero en el taller de mis amigos de  Renacer y los llevé a casa para pegarlos en estado de cuero a las piezas que esperaban una intervención a la manera de Luis Fernando. Entonces la pieza se quemó completa con los nuevos elementos a temperaturas variables cercanas a 1250 grados.







A continuación algunos aspectos de la exposición en la cual,
por fin he visto toda la serie reunida.
 





Estará abierta en el Museo Histórico Comunitario de Güatapé ,
el cual se ha restaurado recientemente hasta el 25 de octubre.




Aquí estoy con mi familia, Tati, María y Amelia.


Como Luis Fernando Mejía, hubo muy pocos
en su generación.
Llegará el día en que su obra
será reconocida
y valorada como debe ser.


Agradecemos a su hermana María Cecilia por dedicar buena parte
de estos últimos años a rescatar, ordenar y dar a conocer la obra de Luis Fernando.

Ver: www.luisfernandomejiajaramillo.com

Apuntesmariace.blogspot.com.co
 

Agradecimientos especiales a la alcaldía Municipal
y a la secretaria de Cultura de Guatape.

 

Reserva Natural Providencia, Güatapé.
2017.





 

martes, 4 de julio de 2017

Las Primeras pasantias.



Aquí  es Providencia, un regalo para nuestra vida donde no solo sembramos arboles, sino además los cuidamos.
 
 
 
La Reserva natural de la Sociedad Civil  Providencia es el lugar que  acoge  a todos los que llegan dese hace unos meses para realizar las primeras pasantías.
 
 
 
Esta es la casa principal.
 
 
 
Estos son  algunos de los momentos que hemos vivido en las dos primeras pasantías. Son seis alumnos nuevos que se han dejado enamorar del trabajo con el barro.
 
 
 
El primer grupo trabajando, marzo 2017.
 
 

   Angela decorando.

 
 
 
Juliana mostrando un platón de alta temperatura,
decorado con crayolas y reservas de cera.
 
 
 
Y Mari muestra el suyo con rostro de satisfacción.
 
 

                                                                     Destapando el horno para Raku.
             
El Raku es una técnica a la cual yo llamo "DESPERTADOR", ella posibilita resolver en poco tiempo una cantidad de dudas  sobre  diversos tipos de atmosferas, desarrollo de esmaltes, aspecto de engobes o patinas y metalizados, texturas, entre otros.

 

    Vista de la zona de experimentación con diversos tipos de hornos.
 
 
 

 


 
 Jose realizando una demostración en el el torno.
 

 
 
 
 
 
Aquí esta el taller.
 
 

 El grupo de la segunda pasantía, mayo 2017.
 
 

Giovanni explorando su obra.
 
 

  Ana María descubriendo materiales.
 
 

 Angelica decorando en bajo esmalte.
 
 
 
 Y Giovanni...
 
 

Trabajando en compañía de Eugenia.
 
 

Jose aprovecha para hacer pruebas de su trabajo...
 
 
 
 Coffee break

 
 
Pruebas de bajo esmalte.
 
 
 
 

Pruebas de escultura y acabados.
 
 

Resultados de engobes y esmaltes.
 
 
 
Las pavas en el Guayabo.
 
 
 
 

 


 

 
 Una reducción dentro del horno!
 
 

Zona de esmaltes y horno Hormaca.
 
 
 
A veces llueve asi!
 
 


Hasta la próxima!